Ser proactivo

Ejemplos proactivos

Este artículo ha sido redactado por Jennifer Clark. Jennifer Clark es Coach de Evolución y fundadora de Soulful Solutions, su negocio de consultoría de vida que ayuda a individuos y organizaciones a evolucionar y crecer hacia su máximo potencial con sede en Ottawa, Ontario, Canadá. Tiene más de 20 años de experiencia ayudando a más de 8.000 personas con consultoría de vida, facilitación de talleres y formación para hablar en público. Recibió una certificación de gestión de riesgos de la Escuela de Negocios Sprott en el año 2000, un certificado de Master e Instrucción en Terapia Energética Integrada en 2004, y un certificado de Coach de Asertividad en 2015. Se licenció con honores en Ciencias Políticas por la Universidad de Queen en 1992.

¿Quieres ser una persona más productiva y orientada a la acción? Si sientes que siempre estás planeando y nunca haciendo, hay muchas maneras de cambiar eso. En este artículo, repasaremos 17 cosas que hacen todas las personas proactivas, desde tomar medidas y asumir responsabilidades hasta controlar las emociones y centrarse en las soluciones. En este artículo, aprenderás todo lo que necesitas saber para ser una persona más proactiva.

Hábito 1: ser proactivo pdf

Sé proactivo: 7 hábitos de la gente altamente efectiva explicadosAl explorar el liderazgo personal este mes, no pudimos evitar referirnos a los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Covey. Queríamos hacer un recordatorio de estos hábitos siempre valiosos para ti, con un toque de liderazgo personal, pero nos dimos cuenta de que hay tanto que decir sobre cada hábito que probablemente tengamos que centrarnos en ellos individualmente. El resultado: una serie de siete fichas que se irán desvelando a lo largo del próximo mes y que te permitirán conocer mejor cada hábito y cómo puedes utilizarlo para desarrollar tu liderazgo personal.

La definición anterior da en el clavo con este hábito. Ser proactivo consiste en centrarse en lo que se puede controlar. Se trata de un comportamiento previsor, de anticipar las consecuencias de una situación antes de que se produzcan.

Ser proactivo es una habilidad comercial extremadamente útil, de ahí que a menudo veas «proactivo» como requisito de una persona en la descripción de un puesto de trabajo. La proactividad fomenta la preparación y la preparación fomenta la perfección. No es de extrañar que sea un atributo deseable. Cuando se fomentan los comportamientos proactivos en las empresas, éstas pueden ahorrar dinero, reducir riesgos y evitar posibles complicaciones.

Ser proactivo en la historia

Es posible que te encuentres reaccionando a las situaciones en el trabajo más que siendo proactivo, observando que no tienes tiempo para adelantarte a los problemas. Ser proactivo puede no eliminar todos los problemas, pero puede ayudarle a resolverlos de forma más eficaz y eficiente y, a su vez, a gestionar mejor la reputación de la empresa. La reputación es dinero, así que saque tiempo para pensar de forma proactiva. Sea intencionado. He aquí cinco formas de ser proactivo:

Cuando desarrolle una mentalidad curiosa, querrá ponerse en contacto con personas y colegas de distinta procedencia y experiencia. Los abogados proactivos se pondrán en contacto con profesionales de las operaciones para entender los procesos de la vida real e identificar mejor los riesgos. Los ingenieros tratarán de conectar con profesionales de las relaciones públicas para reconocer el impacto que sus algoritmos tendrán en la sociedad y construir productos tecnológicos más responsables.

Cuando trabajas en una empresa, todo el mundo está en el mismo equipo, independientemente de tu función. Tu trabajo es mantener la reputación de la empresa. La reputación implica el buen funcionamiento de la empresa, lo que requiere relaciones interfuncionales.

Sea proactivo, no reactivo

Con un mercado laboral cada vez más competitivo y equipos más reducidos, los profesionales han recurrido a diferentes formas de destacar entre los demás, ya sea en la organización en la que ya trabajan o como empresarios que desean impulsar su negocio.

Siendo un profesional proactivo, no esperas las oportunidades; las creas. Las personas proactivas están, en su mayoría, al frente de los proyectos porque a la menor señal de reto, entran en la discusión y exponen sus puntos de vista y cómo pueden aportar al proyecto.

Estos profesionales tienen la capacidad de desentrañar un proceso o situación y explicarlo de forma sencilla y objetiva. Esta característica les hace ver todo el alcance del proyecto con más claridad y permite planificar con asertividad los siguientes pasos.

Las personas proactivas no se dejan intimidar fácilmente por pequeñas cosas. Como ya tienen bien definidos los resultados esperados para cada proyecto, harán todo lo que esté en su mano -y más allá- para conseguir los resultados esperados.