Marketing relacional

Marketing relacional B2b

Es normal, mientras los gurús se llenan la boca con frases pomposas como «hay que escuchar al mercado» y técnicas complejas y costosas como la investigación de mercados o el big data, se olvidan de contar a las empresas lo que pueden hacer desde hoy para poner al cliente en el centro sea cual sea el presupuesto:

Cuando empiezas a conocer mejor a tus clientes, empiezas a descubrir qué tipo de clientes hay más, cuáles obtienen más valor de tu solución o qué tipo de campañas son las más rentables.

El Life Time Value (LTV) es la métrica que marca cuántos ingresos obtienes de un cliente a lo largo de su relación contigo, y es la principal métrica para calcular los beneficios futuros de tu empresa y los costes de marketing que puedes asumir para ser rentable.

Y sin entender el mercado y conocer a tus clientes, no puedes enviarles los mensajes adecuados en el momento oportuno, no puedes mejorar el LT y el LTV de tus clientes y la estrategia carece de sentido.

Objetivo del marketing relacional

Es posible que haya oído últimamente el término «marketing relacional». El marketing relacional se refiere a todo lo que usted hace para desarrollar relaciones sólidas y duraderas con sus clientes. Desde los programas de influenciadores hasta las campañas de recomendación y el marketing de afiliación, el marketing relacional crea conciencia de marca y posiciona su marca como la mejor opción para sus clientes. La parte más importante del marketing relacional es facilitar las conversaciones bidireccionales con sus clientes.

Este tipo de marketing se diferencia del tradicional en que no es transaccional, sino relacional. La antigua forma de hacer las cosas se centraba en conseguir más ventas. La nueva y mejor manera se centra en crear una mejor experiencia de marca global que no sólo le ayudará a atraer más clientes, sino a retener a los existentes a largo plazo.

El cambio hacia este enfoque de marketing más personal ha sido impulsado por la creciente demanda de los consumidores, que quieren saber que las marcas con las que trabajan no sólo ofrecen productos o servicios de calidad, sino que se preocupan realmente por ellos. La gente quiere saber que hay caras reales detrás de su logotipo, que usted escucha sus preocupaciones y que está dispuesto a ir más allá para satisfacerlas.

Estrategia de marketing relacional

Este artículo puede contener una investigación original. Por favor, mejórelo verificando las afirmaciones realizadas y añadiendo citas en línea. Las afirmaciones que solo consisten en una investigación original deben ser eliminadas. (Abril de 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La neutralidad de este artículo es discutida. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Agosto de 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El marketing relacional es una forma de marketing desarrollada a partir de las campañas de marketing de respuesta directa que hace hincapié en la retención y la satisfacción de los clientes en lugar de las transacciones de ventas.[1][2] Se diferencia de otras formas de marketing en que reconoce el valor a largo plazo de las relaciones con los clientes y extiende la comunicación más allá de la publicidad intrusiva y los mensajes promocionales de ventas.[3] Con el crecimiento de Internet y las plataformas móviles, el marketing relacional ha seguido evolucionando a medida que la tecnología abre canales de comunicación más colaborativos y sociales, como herramientas para gestionar las relaciones con los clientes que van más allá de la recopilación de datos demográficos y de servicio al cliente. El marketing relacional se extiende para incluir el marketing de entrada, una combinación de optimización de búsquedas y contenido estratégico, relaciones públicas, medios sociales y desarrollo de aplicaciones.

Marketing de relaciones con el cliente

¿Sabía que se ha descubierto que la retención de clientes es incluso más importante para el éxito de su empresa que la adquisición de clientes? Frederick Reichheld, de Bain & Company, descubrió que tan sólo un aumento del 5% en la retención de clientes puede suponer un incremento de los ingresos de la empresa del 25 al 95%.

De hecho, tanto si se trata de un equipo de una persona como si dirige una empresa en expansión, puede establecer relaciones con su público actual sin los costes típicos asociados a la adquisición de nuevos clientes. La clave es el marketing relacional estratégico.

El marketing relacional se refiere a la estrategia de marketing de cultivar relaciones más significativas con los clientes para garantizar la satisfacción y la fidelidad a la marca a largo plazo. El marketing relacional no se centra en las ganancias a corto plazo ni en las transacciones de ventas, sino en deleitar a los clientes a largo plazo.

Sobre todo porque, como ha aprendido Adobe, los clientes que vuelven gastan más que los nuevos. ¿Por qué? Porque los clientes existentes comprenden el valor de sus productos y servicios y son fieles a su marca. Si un cliente se siente satisfecho con su interacción con usted, es más probable que recurra a su empresa para satisfacer sus necesidades, una y otra vez.